El aumento de los dispositivos móviles para comprar

El auge de los pagos con móvilesComprar con el móvil es una práctica cada vez más habitual entre los consumidores. El teléfono inteligente es un compañero constante de un número creciente de personas y utilizarlo en compras online, con total seguridad, es un hecho hoy en día.

Comprar y pagar de manera segura con el móvil

La actividad online de los usuarios es eminentemente móvil. Cada vez hay más personas conectadas a Internet por medio de dispositivos distintos a su ordenador personal, ya sea portátil o de sobremesa. La rápida evolución de los teléfonos móviles inteligentes ha propiciado ese aumento constante de usuarios. No resulta extraño que también las prácticas de consumo vayan trasladándose al móvil. Pagar con móvil cualquier compra online –e incluso en establecimientos físicos– es una realidad para un número de personas en aumento. Esto es posible gracias a la tecnología NFC de los teléfonos inteligentes y a cashcloud. Se trata de un sistema de uso gratuito que permite, desde la fórmula del prepago, hacer compras online y físicas con total seguridad y control del gasto.

Comprar es más fácil y rápido

La aplicación móvil cashcloud ha hecho realidad el pago seguro a través de teléfonos móviles. Comprar con este sistema es además muy fácil y tan rápido como hacer unos clics. Lo mejor es que los datos personales no se utilizan en las compras físicas o virtuales, como tampoco el dinero en efectivo. Otra gran ventaja de esta forma de pago, en comparación con la tarjeta de crédito o débito, es que puede controlarse el gasto de manera más eficiente. Esto es porque se utiliza el modo prepago, que impide gastar más dinero del que se ha depositado de antemano en el mWallet: la cartera móvil del sistema cashcloud.

Compras móviles seguras en unos pasos

Solo hacen falta cuatro pasos para permitir que el teléfono móvil se convierta en una forma rápida, sencilla y segura de pago. Descargar la aplicación, instalarla para recibir la cuenta Freemium, pegar en la parte trasera del móvil la etiqueta NFC que se recibe y empezar a comprar con un sistema de prepago que admite hasta 100 euros mensuales de recarga.

Foto: Minerva Studio – Fotolia.comSimilar Posts: